CONTROL DE XILOFAGOS

Los Xilófagos (termitas y carcoma) son insectos que tacan a la madera debilitando su estructura. También hay especies de mohos y de hongos que deterioran y pudren la madera.

Existen muchos insectos xilófagos, pero los más dañonos son las termitas y el carcoma.

Las carcomas son insectos llamados xilófagos, que atacan a la madera. Existen diversos tipos y son las larvas quienes dañan los muebles y la viguería, produciendo galerías y túneles en su interior. Los agujeros que suelen apreciarse los realiza el insecto cuando ha terminado su desarrollo y se convierte en adulto.

Se detecta una carcoma activa por la presencia de serrín y el leve ruido que producen las larvas al roer la madera, especialmente por la noche.

En cuanto a las termitas, es importante saber que existen más de 2200 especies, sin embargo sólo un 4% causa problemas en el medio urbano.

Tienen muy jerarquizada su sociedad con castas fácilmente reconocibles a nivel morfológico, cumpliendo además cada una, con su función en la colonia (reproductores, soldados, obreras, reina, etc).

La presencia de las termitas en la madera se traduce en cavidades paralelas, tapizadas de un material terroso, dejando siempre intacta la superficie de la pieza atacada. Esto hace que no se perciba su presencia hasta que los daños sean de gran importancia.

Control de termitas y carcoma

Los ataques de carcomas provocan daños estéticos y económicos; incluso en casos muy graves, podrían afectar a la estructura del edificio si se trata de vigas. Los métodos de control son preventivos o de choque:

El control de choque tiene una buena eficacia puntual, pero no evita posteriores ataques. Se usan métodos térmicos: por calor (microondas) o congelación. También pueden realizarse tratamientos con gases tóxicos o con CO2, siempre en recintos herméticos con atmósfera controlada. Generalmente las aplicaciones de choque suelen hacerse en mobiliario o piezas de arte.

Para controlar el ataque y obtener un efecto preventivo, se necesita usar un insecticida residual que permanezca en el tiempo, tanto en el interior como en la superficie de la madera tratada. Para ello, aplicamos métodos de inyección de insecticida a través de perforaciones a lo largo de las zonas a tratar. Es más usual este método en viguería de madera.

El tratamiento frente a las termitas consiste en inyectar en suelo (perímetral) un insecticida específico, creando así una barrera química que proteja la instalación tratada. También existe el tratamiento mediante cebos consistente en acabar con los termiteros en cuestión. Este último tratamiento suele ser a medio o largo plazo.

¿Por qué eligir a e-plagas.com?

Realizamos una inspección rigurosa de los bienes afectados, buscando los indicios de plaga. Somos Expertos en Control de Xilófagos.
En las inyecciones, colocamos tacos anti-retorno herméticos de nuevo diseño, que aseguran un mejor aprovechamiento de las dosis aplicadas, garantizando así una mayor eficacia.

  • Trabajamos a presión , resultando un método más limpio que evita las salpicaduras.
  • La madera puede ser barnizada, pintada o encolada después del tratamiento.
  • Garantía del tratamiento.
  • Dossier con documentación completa
  • Disponemos de personal altamente cualificado para este tipo de trabajos más complejos.

Es importante detener lo antes posible el problema, pues nunca irá a menos. Cuanto antes se actúe, menor será el daño y más barato el tratamiento. Podemos asegurar que sus muebles, vigas y cubiertas de madera, parquet o piezas de arte estén sin carcoma