TERMITAS

Las termitas, todo un clásico en el ámbito de las plagas.

Las termitas son insectos sociales de aspecto blanquecino y que viven en el suelo y comen madera. Cuando las vemos, por lo general, al romper un marco de una puerta ya dañado, al romper un tubo de barro de la pared o techo, o al levantar una caja de cartón del suelo, su aspecto es como si granos de arroz salieran corriendo. Solamente en primavera, el aspecto de algunas de ellas es como si fueran alúas u hormigas negras con alas, cuando en realidad se trata de termitas aladas.

Podríamos decir que el ciclo de vida de las termitas comienza con el vuelo nupcial en el momento en que una de las colonias maduras envía los machos y hembras reproductores a que se apareen. Después de efectuar la fertilización, ambos pierden las alas y forman nuevas colonias convirtiéndose de esta manera en el rey y la reina del nuevo habitad.

Se conocen más de 2.800 especies de termitas en el mundo de las cuales tan solo un 7% están consideradas como plagas asociadas a daños económicos en el entorno humano.

Podríamos hacer referencia a por lo menos 3 grupos principales dentro de los cuales se haya la mayor parte las especies que se han de combatir:

  • Termitas subterráneas: Las termitas que suelen atacar a los elementos de madera de una propiedad, son Termitas Subterráneas, Reticulitermes sp, por lo que viven en el suelo y no en la madera como se suele pensar. Sólo acuden a los elementos celulósicos, para recoger el alimento que servirá para alimentar al resto de la colonia que se encuentra bajo el suelo. Por lo tanto, el Rey y la Reina, responsables directos del crecimiento de un termitero, viven bajo el suelo, siendo muy difícil su localización.
  • Termitas de madera húmeda: Este grupo de termitas se alimenta de madera en descomposición como viejas cepas de árbol, troncos en descomposición y trozos de madera enterrada. Una vez establecidas, se pueden pasar a estructuras sanas de maderas de los edificios.
  • Termitas de madera seca: Como su propio nombre indica tienen sus nidos dentro de su propia fuente de alimento, en este caso, madera sin necesidad de elevada humedad. En España podemos hacer referencia a dos especies: Kalotermes flavicollis (Fabricius) y Cryptotermes brevis (Walker), siendo esta última la especie considerada más destructiva del mundo dentro de su género.

Cómo detectar la presencia de termitas

Si se desea tener un conocimiento cabal y exacto sobre la actividad de las termitas dentro de una determinada propiedad, se requiere la presencia de un experto en termitas que pueda con la ayuda de herramientas de detección (acústica y electromagnética) adquirir esta información.

Las Termitas producen graves daños

El alcance de los daños provocados por las termitas van asociados a la cantidad de elementos celulósicos de fácil acceso para las ellas (desde el suelo utilizan el interior de espacios técnicos o interior de muros y paredes).

Si una propiedad dispone de elementos estructurales de madera, la presencia de termitas subterráneas puede culminar con el desplome de la propiedad, por lo que se ha de considerar como grave este tipo de situaciones y por lo tanto, urgente la intervención por parte de una empresa especializada en los tratamientos para eliminar termitas.